Mesoterapia y embarazo

Mesoterapia y embarazo

Sentirse bella durante el embarazo es importante, pero no cuando se pone en riesgo el feto. Tanto la radiofrecuencia como la mesoterapia son dos tratamientos de belleza distintos que trabajan para reducir la apariencia de líneas finas, arrugas y la grasa corporal. La radiofrecuencia implica calentamiento y enfriamiento de la piel simultánea mientras que la mesoterapia utiliza inyecciones de químicos y/o hierbas para derretir las capas de grasa. Ninguno de estos procedimientos está aprobado para su uso durante el embarazo.

La radiofrecuencia es un procedimiento aprobado por la FDA que se completa en aproximadamente una hora por un cirujano plástico. Un aparato se utiliza para enviar radiofrecuencias debajo de la piel. Estas frecuencias afirman efectuar la resistencia y la elasticidad del colágeno. Debido a que el colágeno comienza a degradarse con la edad, dejando la piel menos tensa de lo que una vez fue. La radiofrecuencia pretende devolver esa tersura a la piel. Se puede tomar de dos a cuatro meses para que los efectos de un solo tratamiento sean visibles.

La mesoterapia es un tipo diferente de tratamiento de belleza. Productos químicos, hierbas o “cócteles” de diversos tratamientos de grado médico se inyectan en el cuerpo. De acuerdo con especialistas de mesoterapia, los tratamientos pueden reducir la apariencia de la celulitis, incluso los errores de una liposucción y eliminar arrugas y cicatrices. Mientras que el uso de medicamentos para las inyecciones de mesoterapia debe ser aprobado por la FDA, las hierbas no pasan por el mismo proceso de aprobación. Ciertas hierbas y “cócteles” podrían ser perjudiciales para el feto.

La radiofrecuencia no ha sido probada para su uso durante el embarazo y por lo tanto se considera un procedimiento que debe ser evitado hasta después de que nazca el bebé. La mesoterapia trae  demasiados riesgos para las mujeres embarazadas y por lo tanto, tampoco se debe aplicar a mujeres que están amamantando. Hay un riesgo de que medicamentos y hierbas pasen de la madre al niño a través de la leche materna. Los posibles efectos secundarios de la radiofrecuencia y la mesoterapia incluyen el enrojecimiento, hinchazón, hematomas y la irritación de la piel. Otros efectos secundarios de la mesoterapia pueden incluir infección o una reacción alérgica.